Publicidad Secundaria 2

0
0
0
s2smodern

El 1º de mayo se conmemora el Día Internacional del Trabajador en homenaje a los llamados Mártires de Chicago, un grupo de sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en 1886 en Estados Unidos.

 

Desde un tiempo antes a esa fecha, los trabajadores pedían la reducción de la jornada laboral a 8 horas, ya que solían trabajar entre 12 y 16.
Ante la presión de los paros el presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson, promulgó una ley estableciendo las 8 horas de trabajo diario.
Sin embargo el sector empresarial decidió no acatarla, por lo que los trabajadores de la ciudad industrial de Chicago iniciaron una huelga el 1º de mayo.

Un movimiento liderado por Albert Pearsons juntó a más de 80.000 trabajadores. Fue calificado como "indignante e irrespetuoso" y como un "delirio de lunáticos poco patriotas".


Para los que lo criticaban, el pedido era "lo mismo que pedir que se pague un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo".
Desde ahí el conflicto se extendió a otras ciudades y terminaron parando más de 400.000 obreros en 5.000 huelgas simultáneas.
Tanto el gobierno como el sector empresarial creían que estaban ante el inicio de una revolución anarquista.


La fábrica Mc. Cormik de Chicago no reconoció la victoria de los trabajadores y el 1º de mayo la policía disparó contra los manifestantes en las puertas de la firma.

Fue en París en 1889, durante un congreso de la Segunda Internacional (asociación de partidos socialistas, laboristas y anarquistas de todo el mundo), que se estableció el 1 de Mayo como Día del Trabajador para conmemorar a los Mártires de Chicago que lograron con esta lucha la reducción de la jornada laboral a 8 horas.

0
0
0
s2smodern

Síguenos:

Más Leído