Publicidad Secundaria 2

0
0
0
s2smodern

El encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en la Argentina, Tom Cooney, insiste en remarcar las buenas relaciones bilaterales con la Argentina y afirma que la nominación de anteayer del juez Edward Prado para liderar la sede diplomática se trata de una ratificación de Washington para profundizar el vínculo. Pese a que Donald Trump tardó un año en elegir al sucesor de Noah Mamet, Cooney asegura que la demora no repercutió en las relaciones. "La Casa Blanca quería asegurarse de elegir a la persona correcta", dijo el diplomático en una entrevista a LA NACION y El Cronista.

 

Si el Senado aprueba la nominación, Cooney dejará su lugar a Prado. Mientras tanto, el diplomático reitera el fuerte "apoyo al programa de reformas económicas" de Mauricio Macri y adelanta que ya se trabaja en una posible visita de Trump para la cumbre del G-20.

-¿Ya tuvo contacto con Prado?

-No puedo tenerlo hasta que tenga la confirmación del Senado. La nominación habla muy bien de la relación bilateral. Y hay cierta poesía en el hecho de que justo anoche, cuando el embajador [argentino] Fernando Oris de Roa se subió al avión a Washington para asumir sus responsabilidades, la nominación salió de la Casa Blanca. Eso muestra que los dos países están en la misma página. Prado tiene la confianza del presidente y el secretario de Estado [Rex Tillerson], y estamos listos para trabajar con él.

-¿Por qué se demoró un año en designarlo?

-Cuando hay un cambio de administración siempre se demora un poco. De hecho hay varios países donde no tenemos nominaciones todavía, como Australia o Corea. La Casa Blanca quería asegurarse de elegir a la persona correcta para la posición. A pesar de no tener embajadores ni en Buenos Aires ni en Washington, la relación ha avanzado muchísimo el año pasado. Hemos hecho muchos esfuerzos para seguir la línea positiva que habíamos construido en 2016. Pero cada país tiene su ritmo. Prado tiene mucha experiencia con la ley y está dedicado a la transparencia. Además habla español y vino a la Argentina varias veces.

-Trump y Macri se cruzarán en el Foro de Davos. ¿Habrá una reunión formal?

-No tengo información. Puede pasar como no, porque siempre en este tipo de encuentros multilaterales hay oportunidades, pero no hay información específica sobre un encuentro entre Trump y Macri o entre Trump u otros líderes.

-¿Cuánto afectaría al vínculo una eventual demanda de la Argentina ante la OMC por la crisis del biodiésel?

-No he recibido información sobre una demanda. Sé que la decisión del Departamento de Comercio no fue lo esperado en Buenos Aires y lo entiendo. Pero es importante recordar de dónde surgió el tema: es una queja que tiene legitimidad por parte del sector privado de Estados Unidos porque entre 2014 y 2016 hubo una explosión de exportación de biodiésel desde la Argentina de casi el 900%. El Departamento de Comercio hizo todo lo que pudo para facilitar un acuerdo entre los dos sectores privados, pero no prosperó y estamos donde estamos. Pero esta es la excepción que confirma la regla. Tenemos tantos puntos de acuerdo, pero todo el mundo se enfoca en el único desacuerdo.

-¿Cuál es el estado de la relación comercial?

-Recientemente la Argentina reingresó al Sistema Generalizado de Preferencias. El presidente Trump tomó la decisión para que la Argentina pueda disfrutar de los beneficios de exportar productos con una tarifa reducida. Resolvimos el tema de los limones y estamos trabajando en otros sectores. Estamos avanzando en forma sostenida. En nuestra relación no solo es importante la cuestión de seguridad o política, sino también la relación comercial. Apoyamos fuertemente el programa de reformas económicas del presidente Macri.

-El excanciller Héctor Timerman no pudo viajar a Estados Unidos porque se le revocó la visa. El trámite se reinició, pero todavía no puede viajar. ¿Habrá una solución pronta?

-La ley me prohíbe hablar de casos específicos. He estado en contacto con el canciller Jorge Faurie sobre este asunto y estamos al tanto sobre el estado de salud de Timerman, pero no puedo comentar sobre casos de solicitud de visa.

-¿Vendrá Trump a la Argentina para la cumbre del G-20?

-No puedo confirmarlo, pero se espera que venga. Tiene una gran relación con el presidente Macri. Estuvo en Hamburgo el año pasado y estamos planificando tener su visita. Si viene, serían tres años consecutivos con visitas presidenciales entre ambos países. Creo que sería la primera vez en la historia.

-¿Se puede esperar cooperación de EE.UU. para la organización de la cumbre?

-Estamos muy comprometidos con el proceso del G-20. Queremos que sea un éxito. La Argentina tiene la capacidad y la fuerza para hacerlo. Lo hemos visto en la OMC.

-¿Cuándo se decidió retirar la ayuda para la búsqueda del submarino ARA San Juan?

-Hicimos una inversión muy grande de inmediato con equipamiento y personal. Lo buscamos con todos nuestros equipos más avanzados. Revisamos el área dos veces por completo. Lamentablemente, no pudimos encontrarlo. En nuestra historia hemos tenido sucesos semejantes. Hacemos todo lo que podemos para el rescate y después hay que decidir si esos equipamientos deben tener otro uso. Si hay avances, otra pista o huella para encontrarlo vamos a estar muy dispuestos para ayudar de nuevo.

 

FUENTE: www.lanacion.com.ar

0
0
0
s2smodern

Síguenos:

Más Leído

Toty Flores
Sindicato Trabajadores