La pandemia del COVID-19 obligó a muchos países y ciudades a instalar una cuarentena obligatoria para prevenir el contagio de los ciudadanos.

 Por eso el Jefe de la Ciudad de Buenos Aires transita una semana clave y debe definir en los próximos días si da marcha atrás en la apertura del aislamiento, en medio de las críticas de intendentes del Conurbano por el "incremento de casos" en sus distritos por "Contagios provenientes de la Ciudad".

Ante la consulta sobre la posibilidad de dar marcha atrás en la apertura de actividades, respondieron: "Hay dos indicadores. Por un lado, el cumplimiento de toda la sociedad en el distanciamiento social y la cuarentena. Por otro, el crecimiento sustancial de la curva de los contagios. En base a eso, vamos a tomar la decisión".

El jefe de Gobierno porteño podría seguir así los pasos de la ciudad de Córdoba, que esta semana dio marcha atrás con las flexibilizaciones del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Pin It

Más Leído

Fabiana-Benit
Sindicato Trabajadores